Conciencia

domingo, 21 de octubre de 2007

Extranjeros en la cultura colimense

Colima puede presumir de contar con una comunidad cultural fuerte y creativa, que en fechas recientes, con la apertura y reapertura de espacios para las artes, ha dado lugar a un importante movimiento artístico en varias ramas, que se refleja tanto en la escena local como en la nacional e internacional.

Un factor que ha influido de manera importante para el desarrollo de las artes en Colima es la presencia de artistas extranjeros que por diversos motivos llegaron a la entidad, o pasaron por aquí, y decidieron establecerse en el estado y compartir su trabajo con creadores locales, así como dedicarse a la docencia y la formación de nuevas generaciones de artistas. Muchos de ellos han decidido hacer de Colima su lugar de residencia definitiva, y en algunos casos ha influido en esta decisión el haberse casado con alguien oriundo de esta tierra, lo que los ha llevado a elegir la nacionalidad mexicana.

Una de las áreas en las que es más evidente la mano de los extranjeros avecindados en Colima es la música, sobre todo a través del Instituto Universitario de Bellas Artes (IUBA). Varios maestros originarios de las antiguas repúblicas soviéticas tienen a su cargo la formación de estudiantes de música clásica. Tatiana Zatina, Elena Vassilieva y Anatoly Zatin son algunos de ellos. Anatoly Zatin, en particular, se ha distinguido no solamente por su labor como docente sino también como director de orquesta y compositor, y ha editado algunas de sus creaciones en forma de disco compacto con el apoyo de la Universidad de Colima.


(Davide Nicolini, de ladito)


Otra nación que ha aportado músicos importantes para la formación de los colimenses es Italia. El contrabajista Mássimo Corpacci y el violinista Dávide Nicolini son dos ejemplos de ello, incursionando no solamente en la música clásica, sino también en otros géneros. Nicolini no solo es un muy reconocido ejecutante y maestro de violín clásico, sino que tiene grabaciones de jazz y ha realizado música para obras de teatro, experimentando con los sonidos del violín eléctrico y con las aplicaciones tecnológicas que enriquecen la música. Davide Nicolini actualmente es becario del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes, y justamente hace ocho días realizó en el recién inaugurado Teatro Hidalgo una presentación con su grupo. Casado con una mexicana, Nicolini tiene un hijo y ha elegido Colima para quedarse a vivir.





Bindu Gross




Mención aparte merece el maestro saxofonista Bindu Gross, originario de Maryland, Estados Unidos, quien además de intérprete de jazz y formador de incontables músicos jóvenes en Colima, es un restaurantero que atiende el único sitio en Colima donde se puede ir a escuchar jazz en vivo: el Café Uno, Dos, Tres. Bindu trabaja separado de las instituciones, aunque en su momento colaboró con la Universidad de Colima, y entre la comunidad musical local es reconocido por su generosidad y sencillez.

El teatro es otro de los campos donde es visible el trabajo de los artistas llegados a Colima desde otros países. Tanto en la docencia como en la dirección y la actuación hay varios artistas que han contribuido de manera importante para el desarrollo cultural de la entidad.


Augusto Albanez


Las compañías de teatro Fora do Serio, Teatro Rodante y Re-Incorporare son producto de iniciativas de actores sudamericanos avecindados en Colima. Fora do Serio, dirigida por Augusto Albanez, originario de Brasil, es una compañía que ha presentado espectáculos tanto para niños como para adultos, y que la semana pasada presentó la obra Noche Sucia, con la que participarán en la Muestra Nacional de Teatro. En esta compañía colabora la esposa de Augusto, Susana Barrera di Piero, argentina de nacimiento, quien es también bailarina de la Compañía de Danza y Arte Escénico de la Universidad de Colima.







Lea Kaufman



Lea Kaufman, actriz e ingeniera de origen uruguayo, es una de las fundadoras de Re-Incorporare, una compañía que se dedica a la fusión del teatro y la danza. Además de sus actividades sobre el escenario, Kaufman es profesora de la Escuela de Danza del IUBA, donde ha montado varios espectáculos de teatro-danza con sus alumnos, mismos que se han presentado en el Teatro Universitario, en Casa de la Cultura y en el Foro Pablo Silva García. Paralelamente a sus actividades como docente y artista, Lea Kaufman trabaja en la investigación y aplicación del Método Feldenkrais, un sistema de educación somática, relacionándose con la Facultad de Psicología de la U. de C., con cuyos profesores fue co-autora de un libro en el que se habla de la intervención realizada en la Casa Hogar San José de los Huérfanos.






(Pacho Lozano)



La compañía Teatro Rodante es el grupo de teatro radicado en Colima que más se ha presentado en el extranjero en los últimos años. Fundada por un colombiano, Pacho Lozano, este grupo ha viajado por todo el país y por buena parte de Sudamérica presentando sus obras. Actualmente son una de las compañías de teatro más activas de Colima, y una de sus creaciones, Una historia transparente, fue comisionada por el Instituto Federal para el Acceso a la Información con la finalidad de educar a los niños —y a los adultos— en la cultura del acceso ciudadano a la información de los organismos públicos, haciendo así una importante labor de difusión de la legislación mexicana.





John Smeulders


Hay otros artistas extranjeros que hicieron de Colima su lugar temporal, pero constante, de residencia. Es decir, aquellos que pasan una parte del año aquí y otra parte en su lugar de origen. Tal es el caso de los artistas canadienses John Smeulders y Mae Denby, quienes cada invierno viajan a Colima, donde se dedican a la enseñanza del inglés y de las artes plásticas. El año pasado, esta pareja editó un libro titulado Impressions of Colima, en el que incluyen textos de Mae y pinturas de John que retratan el encuentro que han tenido con la gente y la cultura colimenses.

Hablando de artes visuales, Evelyn Flores, de origen nicaragüense, ha trabajado como fotógrafa tanto en cuestiones periodísticas como artísticas, y ha incursionado también en la danza, en la Universidad de Colima. Aunque tiene menos tiempo en Colima, el español Héctor Boix ha destacado en el fotoperiodismo, desempeñándose también como profesor. Boix es actualmente colaborador de Ecos de la Costa.

Hay extranjeros avencidados en Colima que han incursionado en varios campos, no solamente en las artes. Davide Arenas es un periodista italiano que se ha desempeñado como videoasta, como empresario restaurantero y como periodista. Actualmente es becario del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes (para la realización de un video de ficción ambientado en Comala), es columnista de un diario local y tiene a su cargo un restaurante-enoteca de reconocida calidad.

Otro periodista extranjero de múltiples talentos es Carlos Diez, quien llegó a Colima desde Colombia como parte de la compañía de teatro Truco, a principios de los noventa. Ejerció como maestro de periodismo en la Universidad de Colima, y formó un grupo de teatro en la Facultad de Letras y Comunicación. Aunque es un músico y cantante de gran talento, Carlos Diez se dedicó principalmente a la academia, combinando la docencia con sus propios estudios de posgrado. En Universo 94.9 FM, la estación de radio de la Universidad de Colima, creó el exitoso programa Salsipuedes, un espacio dedicado a la salsa y los ritmos emparentados con ella, mismo que conduce con un estilo característico que le ganó el aprecio de los radioescuchas y que hizo que su programa se siguiera repitiendo aún cuando él había emigrado a la ciudad de México para proseguir sus estudios. Radicado actualmente en la comunidad de El Ocotillo, en el municipio de Cuauhtémoc, el músico y actor colombiano —ahora nacionalizado mexicano— ha regresado a la radio y sigue conduciendo su programa, para deleite de los amantes del género.

Finalmente, y hablando de colombianos, la maestra Ana Rosa Mallorga ha desempeñado una importante labor de desarrollo de habilidades artísticas con niños, principalmente en comunidades pequeñas de Colima, como en Nogueras, en donde ella es directora de la Unidad Lúdica Infantil. Durante muchos años, Ana Rosa ha trabajado con varias generaciones de niños, a quienes ha iniciado en las artes plásticas y el teatro. Recientemente, sus alumnos presentaron en el teatro Alfonso Michel de Casa de la Cultura la obra Los cuentos del viejo perro colorado, en la que los niños también se hicieron cargo de la escenografía.

Así pues, el de colima no ha sido el desarrollo de una identidad artística aislada, sino el producto del trabajo de los artistas colimenses de nacimiento aunado a la aportación traída desde otros países por colimenses adoptivos que han elegido esta tierra para vivir y que de manera generosa comparten su arte y sus conocimientos para seguir dando forma a esta cultura que ya es también suya.

-----------------------

Update: lectores que llegaron a este artículo buscando Lea Kaufman, si desean información sobre talleres, cursos, coaching personal, conferencias y otros servicios relacionados con la educación somática y el desarrollo del potencial humano, diríjanse a Movimiento Inteligente.

3 comentarios:

No soy nadA dijo...

yo fui a una presentación de Teatro Rodante cuando traían A todos nos toca y no mames, los amé con locura, me fascinó cómo con tan poca escenografía y en un espacio tan chiquito podían hacer tanto, enloquecí con la escena del columpio, fue genial, sólo con la voz de ella y los movimientos de él te imaginabas todo. sólo he visto ésa pero desde entonces soy fan.

Sergio Ursúa dijo...

Compadre... muy bueno.. ahora y pa'que no digas que no se me ocurren buenas cosas, porque no haces a la inversa, quienes son, los de Colima que salen a prepararse al extranjero.

Saludos.

A i n a r a * dijo...

andaleee, muy buena idea la del sergio ursua... estaria bueno ke escribieras kienes son los de colima ke salen a prepararse al extranjero.. y esta mas chido eso pk AHI ENTRAS TU cn tus chocoaventuras canadienses y teatrales, por mencionar algo =)