Conciencia

viernes, 30 de noviembre de 2007

Sábado 1/dic/07: Like a virgin



I: Buenos días
“Después de darle un mordisco me di cuenta de la imagen. Me miraba fijamente y mi primera reacción fue de temor, pero luego me di cuenta de lo especial que es. La puse en una caja plástica con algodones y la he guardado con respeto todos estos años”. Son las palabras de Diana Duyser, residente de Hollywood, Florida, quien en 1994 descubrió una imagen de la Virgen María en el sándwich que se acababa de preparar. Diez años después, logró vender el sándwich mordido, en 28 mil dólares. Las palabras misteriosas de hoy son: de vírgenes.

II: Que llueva que llueva
En mi percepción personal, los años posteriores a la devaluación de diciembre del 94 fueron pródigos en apariciones de vírgenes y cristos. Manchas de humedad en paredes y pisos, nudos en árboles, y formaciones rocosas, fueron susceptibles de ser identificados como imágenes divinas. Recuerdo cierto período en el que cada semana TvAzteca daba cuenta de una nueva aparición en una vecindad, en un jardín, en una casa, en fin. La que más cobertura recibió en México, en su momento, fue la Virgen del Metro.

La Virgen del Metro fue una mancha de humedad identificada como la figura de la Guadalupana en julio de 1997 en los andenes de la estación del metro Hidalgo, en el DF. Empezaron por ponerle veladoras, y luego, a través de colectas, se le construyó un altar en una de las salidas de la estación, donde se hacían largas filas de gente que iba a presentar sus respetos a la imagen.

Ya más recientemente, en 2005, a la entrada de una mina abandonada en el cerro del Tepetate se reportó la aparición de una virgen, la de la Montaña, que no tuvo tanto éxito comercial como otras. Luego, en Dallas, Texas, una familia encontró en un árbol hace poco otra imagen de una virgen que sigue siendo venerada. El árbol, por cierto, fue puesto a la venta por internet en septiembre de este año, por 5 mil dólares. Hablando de negocios, la empresa Sinduvel, fabricante de veladoras, tiene en su inventario bujías conmemorativas de la Virgen del Metro y de la Virgen de la Montaña, por si a usted se le ofrecen.

III: En Colima también, cómo no
Antier por la noche todo mundo hablaba de eso y medio Colima pasó por la calle Constitución para observar la “aparición” de la Virgen en un espectacular que promociona a una tienda de ropa. Tuvieron que cerrar la calle, se organizaron rosarios, y pronto la cosa fue subiendo de tono: hoy, escuché a alguien que dice que también se apareció una imagen del Papa (Juan Pablo II, por supuesto).

Esa noche estaba compartiendo poesía y cervezas con un grupo de amigos quebequenses, artistas de diversas disciplinas que andan por estos rumbos. Ellos, encantados. Fascinados con el México mítico y mágico que encuentra vírgenes por doquier, revisando las fotos, contando la anécdota, maravillándose con la fe de la gente de acá, ellos que en los 60s rompieron violentamente con la iglesia católica y que incluso convirtieron las palabras clericales en malas palabras (ostie, calice, tabarnacle, sacrement, crisse, son algunas de las más malas palabras que puede uno pronunciar en Québec).

Ahora Colima no solo es noticia nacional por los temblores o los decomisos de droga, tuvimos nuestro minuto de fama con el reporte de Marcia Castellanos para TvAzteca que, faltaba más, dio cobertura al asunto. Los que deben estar felices son los dueños de la tienda, que han recibido una publicidad impresionante, sin haber pagado un centavo de más.

IV: C’est le Nouveau Québec
Hablando de otra cosa, pero a propósito de los québecois, decía antier una amiga de Montréal que Colima se está convirtiendo en el Nuevo Québec. De manera regular, artistas de la única provincia francófona canadiense están viniendo a Colima para trabajar en proyectos artísticos y culturales. La semana pasada, por ejemplo, tuve la oportunidad de trabajar nuevamente con el director de teatro Éric Jean, quien dirigirá un montaje que presentaremos a finales del mes de marzo del próximo año con la compañía Cuatro Milpas Teatro. A media semana llegó a Colima el músico multiinstrumentista Némo Venba, quien ya se ha presentado aquí y de quien escucharemos noticias pronto. Desde hace varias semanas, anda por acá la coreógrafa Élodie Lombardo, quien está preparando una coproducción internacional en la que participa su compañía, Les soeurs Schmutt. Durante esta semana que termina, los poetas Yannick Renaud y Catherine Lalonde anduvieron de restaurante en bar, leyendo poesía en francés y en español a los comensales, en improvisados recitales. En fin, que la hermandad entre Colima y Québec sigue rindiendo frutos y alimenta mutuamente los escenarios de ambas provincias, para beneficio del movimiento cultural.

Los leo: ernesto@cuerdacueroycanto.com. En mi blog hay una foto de la Virgen del Sándwich, por si creían que era broma: ernestocortes.blogspot.com.

3 comentarios:

Sv Alteza Gato, reina de los felinos domèsticos por la gracia de Dios padre que envió a su Hijo a tomar carne en la Virgen gloriosa nuestra Dama Santa Marìa dijo...

ay hijo, tú no viste la virgen del bolillo?? un pinchi pan que tenía la chichita así de ladito y ya, a huevo, era la virgencita. no maaaaah.

ictius dijo...

que circular es todo. yo ayer estaba viendo a esa doña tatuarse su panecito en el programa ese de miami ink o como se llame. con eso de que me ha dado por ver tv un poco. ei.

cual tienda tu?

eso del intercambio cultural con quebec suena entretenido.

ictius dijo...

Resulta que el hijo de la dueña de la boutique esa iba conmigo en la prepa. Y le acabo de preguntar. acepto que la virgen es de piedra y esta en el lugar donde se tomo la foto y a la diseñadora se le olvido borrarla. "Se le dijo a la gente, pero ya ves"... pero les dio publicidad y aumentaron las ventas no?.."no pos si".

kihubo.